abr 2 2011

Iniciativa y estrategia

Todos recordaréis la frase del Coronel Thomas E. Matthews en la película Black How Down, cuando uno de sus pájaros es derribado en el centro de la ciudad de Mogadichio, y le indica a su segundo al mando:

“Hemos perdido la iniciativa”

… en este artículo vamos a hablar de la iniciativa del combate y por ende en el Airsoft.

Definiríamos “iniciativa” en combate o en airsoft a todas aquellas actividades tácticas encaminadas a conseguir o mantener una posición mucho más ventajosa sobre el oponente, lo que confiere al que la posee  la robustez necesaria para conseguir los objetivos marcados.

Volviendo al ejemplo, de Black Hawk Down, el ejército americano tiene ventaja en todo momento, pues golpea antes de que el oponente pueda reaccionar, todo les va bien hasta que pierden el primer black hawk, para el general al mando, es de inmediato una situación, con la que no contaban, y que les hace ir a remolque de los acontecimientos, indudablemente la frase es acertadísima, pues se pierde la iniciativa y sólo cabe solucionar los problemas que suceden a continuación dejando de un lado la misión que los había  llevado allí.

Una vez perdida la iniciativa, no queda otra que volverla a ganar, y todos los esfuerzos deben encaminarse a obtenerla de nuevo cuanto antes.

Hay que tener en cuenta los factores que nos llevarán a conseguir o mantener la iniciativa y no son  otros que los que relato a continuación:

Cómo combatir:
La manera que utilizaremos para acometer la misión, es obvio, pero el no fijar esa forma desde el principio y cerciorarse de que todos los miembros de la misión la conocen, harán que en la situación final se improvise y la improvisación en combate es muy negativa. Podemos realizar una acción de destrucción o simplemente un golpe de mano para amedrentar al enemigo y golpearlo en otro lugar, en otro momento.

Dónde combatir:
Es elegir el lugar apropiado para realizar el combate, puede ser porque tenga muchas coberturas, porque se tiene una posición privilegiada de disparo, etc. Ejemplo claro: 3oo, Batalla de las Termópilas dónde se elige un paso estrecho y angosto para igualar la fuerza de combate con la del enemigo.

Cuándo combatir:
No es lo mismo realizar una acción de noche, que realizar una misión de día, las posibilidades de sorpresa son superiores de noche que de día, por lo tanto la mayoría de acciones se realizan al abrigo de la noche.

Con quién combatir:
Esta premisa también es muy obvia, pues es elegir de las fuerzas de  los contrincantes la que sea más débil, o menos numerosa, o poco adiestrada, o cansada etc.

Al final estas premisas, mantenidas y llevadas a cabo conjuntamente nos darán sorpresa, velocidad y superioridad sobre nuestro contrincante, si además conseguimos realizar muchas bajas, conseguiremos mermarles su moral y conseguiremos finalmente la victoria.

Una táctica es la manera como se consigue iniciativa, la estrategia es la forma con la cual se consigue un objetivo, puede ser ganar una guerra, tomar una posición, etc. Normalmente un buen táctico es un buen estratega…

Fuente: Annubis | http://www.warmag.es


abr 1 2011

Sun Tzu, Movimiento

“Se debe ponderar y deliberar antes de hacer un movimiento. Conquistará quien haya aprendido el arte de la desviación. Tal es el arte de las maniobras.”


abr 1 2011

Estrategia y Táctica

Estrategia y Táctica

Debemos tener claro que los conceptos de estrategia y táctica adquieren un contenido distinto del que se aplica sea en el ámbito civil, político o en el terreno mili­tar. A grandes rasgos podemos decir que el terreno militar:

Estrategia militar
Es la forma en que se planifican, organizan y orientan los diversos comba­tes (campañas y operaciones), teniendo en cuenta una visión de conjunto de todas las fuerzas con que se cuenta y de las fuerzas enemigas, para conse­guir el objetivo fijado: ganar la guerra contra determinados adversarios.

Táctica militar
Son las distintas operaciones que se ejecutan concretamente para llevar a cabo los combates de acuerdo al plan estratégico general. Por ejemplo, se pueden dar pasos tácticos como los siguientes: interrumpir las comunica­ciones del enemigo, el suministro de víveres, simular ataques en un punto y ejecutarlos en otro, etc.

La relación entre la estrategia militar y la táctica militar es una relación entre el todo y la parte, es decir la táctica es un pedacito de la estrategia, en cambio en política es una relación entre el objetivo final (estrategia) y los medios que se usan para llegar a ese objetivo (táctica).


mar 30 2011

Guerra de guerrillas

La guerra de guerrillas es una táctica militar de conflictos armados consistente en hostigar al enemigo en su propio terreno con destacamentos irregulares y mediante ataques rápidos y sorpresivos, voladuras de instalaciones, puentes y caminos o secuestros de armas y provisiones. Se utiliza con frecuencia en situaciones de guerra asimétrica que, gracias a su movilidad, a su fácil dispersión en pequeños grupos y a su habilidad para desaparecer entre la población civil, resultan muy difíciles de neutralizar.

Algunas clasificaciones de conflictos, como la utilizada por el Departamento de Defensa de Estados Unidos, dividen las guerras según varios criterios, entre ellos el del tipo del enemigo a combatir. Siguiendo este criterio los conflictos armados pueden agruparse en Conflictos de Alta Intensidad o guerras convencionales (aquellas donde el enemigo es otro ejército, mejor o peor armado que el propio, pero ejército con cuarteles, centros de mando y territorio que defender), Conflictos de Media Intensidad o guerra de guerrillas (los realizados por grupos paramilitares sostenidos, pobremente armados, pero que controlan ciertas regiones de difícil acceso y con el apoyo tácito de la población directa o por los poderes electos a través de sus ejércitos) y por último los Conflictos de Baja Intensidad y también podría establecerse cierto grado de paralelismo con los movimientos terroristas (realizada por pequeños grupos que no controlan territorio y a veces son apoyados por una parte de la población -matanzas indiscriminadas contra la población civil- o por el contrario por una amplia mayoría contra los poderes establecidos, fuerzas del orden público, etc. o combinado).

En los ejércitos modernos, estos ataques son llamados “operaciones de comandos” si los realizan tropas regulares. El comando es un soldado o un grupo de soldados entrenados y armados en un ejército regular que realiza operaciones de comando audaces acciones en campo enemigo. Los guerrilleros también pueden actuar en relación con el ejército regular; pero son, normalmente milicias integradas por los civiles.

El término guerrilla y el término guerrillero comenzaron a usarse en España durante la invasión de Napoleón Bonaparte, en el siglo XIX. El sufijo -illa, acepta la desigual lucha entre civiles y un ejército regular de soldados profesionales organizado por un Estado. La guerrilla obligó a los franceses a fortificar numerosos pueblos, empleando las torres de las iglesias como observatorio. Los ataques frecuentes les causaron numerosas bajas, una sangría constante que minó la moral de los imperiales. A pesar de todas las carencias de los ejércitos españoles, la situación estratégica internacional a partir de 1812-1813 posibilitó la derrota final de las tropas invasoras.

Sin ese nombre, esta forma de lucha se dio a lo largo de toda la historia. Los judíos conquistaron Canaán, según el relato bíblico, mediante ataques sorpresivos; Alejandro Magno debió enfrentarse a las guerrillas de tribus montañesas durante su primera incursión contra los persas; y Aníbal perdió varios guerreros a manos de las tribus salasias cuando cruzaba los Alpes. En la propia Península Ibérica se encuentran ejemplos de guerrillas ya durante la invasión romana (Viriato, Corocota) y los primeros siglos de la Edad Media (Don Pelayo y sus seguidores contra los musulmanes en Asturias o los vascones contra Carlomagno en Roncesvalles). También se ha usado historiográficamente para tratar a los patriotas en la Revolución Estadounidense, que apoyados por Francia y España lograron la Independencia y dejaron de ser colonos para pasar a convertirse en ciudadanos, siendo la primera gran victoria en la historia moderna de una guerra de guerrillas.

Pero el término alcanzó su consagración durante las campañas napoleónicas en España, destacando Jerónimo Merino, Francisco Chaleco, Agustina de Aragón, Juana “La Galana” y Juan Martín Díez; ensalzado, si se quiere, por el propio Napoleón que llegó a considerar la resistencia española la causa principal de su derrota; por encima incluso, según su opinión, de las catástrofes en Rusia que, según los historiadores, fueron mucho más sangrientas que las españolas.

En el Sáhara Occidental (aun de jure bajo administración española, de facto marroquí 2/3 partes) se produjo por parte del Frente de Liberación del Sahara Occidental combinada con un Ejército y tácticas convencionales la que fue la primera Guerra de Guerrillas a gran escala en el desierto, principalmente contra Marruecos, y en menor medida contra Mauritania, España y EEUU y Francia que apoyan o apoyaron de algún modo a la primera.

Durante una guerra convencional, la guerrilla es auxiliar del ejército y funcional a sus objetivos. Las guerrillas que se plantearon como de liberación nacional en la década de 1960 se proponían en cambio crear ejércitos populares a partir de la lucha de grupos guerrilleros. De acuerdo con la concepción militar tradicional (por ejemplo, la del teórico militar prusiano Carl von Clausewitz), la guerrilla no es posible si no se despliega en un territorio natural de difícil acceso. La guerrilla de la segunda mitad del siglo XX se ocultó y actuó en las ciudades y realizó operativos de comando y ataques con bombas no sólo contra objetivos policiales y militares, sino también contra bancos y otras empresas. También recurrió al secuestro como forma de “propaganda armada” y de recupero de fondos para solventar sus actividades.

La llamada “guerrilla urbana”, marxista o nacionalista, tuvo manifestaciones en Europa, con las Brigadas Rojas de Italia o la Fracción del Ejército Rojo en Alemania. También en América Latina, principalmente en la Argentina y Uruguay, la guerrilla actuaba en las ciudades, como de hecho había ocurrido en Argelia y en Irlanda. Sin embargo, varios tratados militares, incluido el del Departamento de Defensa de Estados Unidos, no consideran a estos movimientos como guerrilleros, sino movimientos de baja intensidad; puesto que no posee un espacio físico que controlen y gobiernen.


mar 29 2011

Sun Tzu

“Conoce a tu enemigo y conócete a ti mismo; en cien batallas, nunca saldrás derrotado”

Escribió el general chino Sun Tzu en el siglo IV A.C.


mar 28 2011

Sunz Tzu. Líder y Equipo.

“Cuando las órdenes son razonables, justas, sencillas, claras y consecuentes, existe una satisfacción recíproca entre el líder y el grupo.”

Escribió el general chino Sun Tzu en el siglo IV A.C.


mar 28 2011

Bienvenido a Airsoft Military

Bienvenido a Airsoft Military.

La táctica militar es la parte de la estrategia militar que trata sobre el empleo de los medios de acción en la coronación de una campaña o la derrota del enemigo.1 Se refiere a la actuación de los mandos y sus tropas en relación con el enemigo existente y con las misiones a su cargo; por tanto conduce y guía la táctica las operaciones de los ejércitos o de una parte de ellos. Cuando llega el momento del choque o enfrentamiento bélico, lo que la estrategia militar concibe, la táctica militar lo prosigue y pone en práctica, lo ejecuta, si puede ser con celeridad y sigilo, y debe hacer entrar la táctica militar en sus múltiples combinaciones. Considera los accidentes del terreno, los obstáculos que conviene oponer, o los abrigos que es oportuno utilizar, a favor de los ríos, riberas, bosques, etc.

Así pues, la táctica militar es una acción y la estrategia en el diseño y una serie de movimientos preparatorios. La táctica militar es la ciencia de hacer obrar la fuerza en circunstancias dadas. Puede ser uno un buen táctico, sin ser buen estratega, y viceversa. Nadie puede ser gran general si no reúne las dos cualidades, en un balance, que muchas veces es un arte. La táctica requiere como mínimo del análisis del enemigo, de las condiciones tanto ambientales como geográficas del escenario de la escaramuza.

Por otra parte, son las armas las que más inmediatamente imprimen innovaciones y progreso a la táctica militar.

Bulow a finales del siglo XVIII y principios del siglo XIX dividió el “arte de la guerra” en cinco principales partes: estrategia militar, táctica, logística, táctica de las armas, arte del ingeniero.

 

Próximamente …